29 sept. 2009

Todo lo que proviene de Dios es bueno

Una mirada radiante alegra el corazón y las buenas noticias alegran las fuerzas.

Proverbios 15:30

9 sept. 2009

Cristo, sabiduría y poder de Dios

Para ti, que crees en Cristo, como tu señor y te sientes poco sabio, orar al espíritu santo para que te de palabra y guía.

1 Coríntios 1:18 al 31

18 La palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios,

19 pues está escrito:
Destruiré la sabiduría de los sabios
y frustraré la inteligenciade los inteligente.

20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el que discute asuntos de este mundo? ¿Acaso no ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?

21 Puesto que el mundo, mediante su sabiduría, no reconoció a Dios a través de las obras que manifiestan su sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

22 Los judíos piden señales y los griegos buscan sabiduría,

23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura.

24 En cambio para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder y sabiduría de Dios,

25 porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

26 Considerad, pues, hermanos, vuestra vocación y ved que no hay muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;

27 sino que lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte;

28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,

29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.

30 Pero por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención,

31 para que, como está escrito: «El que se gloría, gloríese en el Señor».


Versión Reina Valera 1995

El verdadero Amor

Dios te Ama

1 Coríntios 13:4 al 7

4 El amor es sufrido, es benigno;
el amor no tiene envidia;
el amor no es jactancioso,no se envanece,


5 no hace nada indebido, no busca lo suyo,
no se irrita, no guarda rencor;


6 no se goza de la injusticia,
sino que se goza de la verdad.


7 Todo lo sufre, todo lo cree,
todo lo espera, todo lo soporta.

7 sept. 2009

Sobre la oración

Mateo 6:5 al 15

5 Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque ellos aman el orar de pie[e] en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres;de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

6 Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público.

7 Y al orar no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros le pidáis.

9 Vosotros, pues, oraréis así:
"Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre.


10 Venga tu reino.
Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.


11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.


12 Perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros perdonamosa nuestros deudores.


13 No nos metas en tentación,
sino líbranos del mal,
porque tuyo es el reino,el poder y la gloria,
por todos los siglos. Amén".

14 Por tanto, si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

15 pero si no perdonáis sus ofensas a los hombres, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.


También encontramos esta oración en:
Lucas 11:1 al 4

1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar y, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo:

--Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.

2 Él les dijo:

--Cuando oréis, decid:
"Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre.
Venga tu Reino.
Hágase tu voluntad, como en el cielo,así también en la tierra.


3 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.


4 Perdónanos nuestros pecados,porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben.
Y no nos metas en tentación,
mas líbranos del mal".

Versión: Reina-Valera 1995